¿Cómo saber si es momento de traer un perro nuevo a casa?

Cómo saber si es momento de traer un perro nuevo a casa

Adoptar o comprar un perro para convertirlo en parte de nuestra familia es una decisión que no debe tomarse a la ligera. Es importante recordar que los perros son criaturas sumamente inteligentes, altamente sociables y que por su naturaleza necesitan estimularse física y  mentalmente todos los días, por lo que traerlos a casa es asumir un compromiso que implica disponer de tiempo y también dinero.  

En este artículo te invitamos a analizar ciertos puntos antes de tomar esta decisión, de esta forma procurar que la relación con ese chaparro sea un éxito. 

Lo primero es revisar el tiempo que tienes disponible para dedicarle. Considera un tiempo aproximado de una hora diaria, entre paseos y ejercicio, sin considerar el tiempo de acompañamiento que se da naturalmente y que es fundamental. 

La paciencia es un factor determinante, los perros aprenden mediante repetición constante, pasan como todos los seres vivos por diferentes etapas. También son animales curiosos y cuando están aburridos o desatendidos tienden a destruir cosas. El proceso de adaptación y aprendizaje de los perros necesita tiempo y constancia, resulta irónico pero pretender que aprendan cómo deben comportarse en poco tiempo seguramente resultará contraproducente. 

El tema del gasto es un punto que a veces no consideramos pero sí es importante analizar, ya que si no tomamos en cuenta este factor,  puede ser determinante en un futuro para que ese perrito termine en adopción o en situación de calle. Adaptar tu casa para un perro requiere un gasto, hay que considerar comprar lo necesario para que él esté cómodo cómo por ejemplo platos, cama, correa, etc estos artículos se tienen que reponer según se vaya necesitando posiblemente con frecuencia anual.  Tener su cartilla de vacunación completa, es un gasto inminente, dependiendo de cada veterinario esto puede ser una o dos veces al año. El alimento y algunos servicios tales como el de grooming o paseadores, así como buscar quien lo cuide cuando salimos son gastos recurrentes que hay que tomar en cuenta. Es prudente también considerar un presupuesto para imprevistos, estos chaparros de repente pueden enfermar o romper algo que tenemos que reponer. 

¿Para qué estás buscando tener un perro?

Las características de raza y temperamento de los perros se deben considerar cuando nos estamos decidiendo por un perro u otro. Es importante entonces analizar para que estas buscando un perro. ¿Buscas un perro que sea compañía en casa, o un perro que sea guardián e implique respeto? ¿ Buscas un perro que te acompañe a hacer deporte o te interesa mejor un perro que se quede quieto a tus pies mientras ven la tele? Este tipo de preguntas te puede ayudar a revisar qué tipo de perro es el que buscas antes de hacerte de él. 

¿Hay lugar en casa para él?

El espacio en el que vivimos si es un factor a considerar antes de hacernos de un perrito, si tu casa es pequeña, tener a un perro grande o extra grande puede representar un reto. 

¿Qué opinan los otros miembros de tu familia al respecto de tener un perro en la familia? Es importante tomar en cuenta la opinión de quienes viven contigo y también considerar factores como alergias. Una problemática común es que la persona que compra o adopta al perro no es la persona que lo va a cuidar, a menudo esto resulta en una fricción familiar que muchas veces termina por resolverse con la decisión de mandar al perro a otra parte. Es por esto que considerar la opinión de todos antes de adoptar a un perro es sumamente importante. A final de cuentas quien debe tomar esta decisión es quién lo va a cuidar. 

Si de momento la familia está pasando por un periodo de cambios, esperan un bebé, están cambiando de residencia, atravesando por una enfermedad seria o un divorció, es recomendable esperar a que la situación en casa sea más estable, sobre todo por que la familia tendrá que adaptarse también al perrito y esto puede ser un factor de estrés. En estos casos es mejor esperar un poco a que la vida en casa esté más tranquila.

Por último considerar que traer un perro a casa es traer un compañero que estará viviendo con nosotros por un periodo aproximado de diez o más años. Analiza entonces tu situación actual contra la que tendrás unos años más delante. Por ejemplo  si ahora eres estudiante; ¿Cuándo te gradúes vas a poder llevar al perro contigo? o si estás por casarte; ¿tu pareja lo va a aceptar? hacerte esas preguntas implica entender la responsabilidad que estamos asumiendo al traer a un perro a nuestras vidas.

Tomarte un tiempo para estudiar estos puntos antes de traer un perro a casa te permitirá garantizar ser un dueño responsable y comprometido con tu nuevo amigo. Este análisis es fundamental para no fallarle a este chaparro para quien pronto tu serás lo más importante que hay en su vida.

 

También te puede interesar.

¿Cuál es la edad ideal para separar a los cachorros de su camada?

¿Cómo hacer que mi perro se aprenda su nombre?

Los perros, ¿hablan?